Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2011

El Baluarte de Canido: Capítulo I

Imagen
Por Chisqui.
Nací en la calle Alegre, en el nº 90 de los llamados Ranchos, casas que todavía se conservan algunas, entre ellas la de mi madre. Teníamos huerta y en ella además de plantar patatas, judías, tomates etc., teníamos también una bodega para criar gallinas, conejos, cerdos y otros animales, aunque no todas las familias se dedicaban a lo mismo.
Mis padres vivían en Baterías, frente al Baluarte, la casa era una finca con una casa principal, o casa grande, donde vivían el dueño, el Sr. Penedo y tres cuadras reconvertidas en "viviendas" por llamarlas de alguna manera, en ellas además de mis padres vivían Dámaso, el zapatero, que después se trasladó al crucero y allí tenía el taller de arreglo de calzado y la Sra. Esperanza, nuestra vecina (la nombro a ella porque para mi fue como mi segunda madre) con su familia.
Mi infancia en Baterías fue muy agradable y divertida, ya que a pesar de las penurias económicas, mi padre trabajaba en la Bazán de los años cincuenta, siempre…

Quichís "O historiador"

Imagen
Xa nin me acordo como funciona este artefacto. O tempo e o cansancio fai mella neste blogue que necesitaba un novo impulso que eu non era quen de dar.
A casualidade, o destino, as forzas divinas ou a sorte puxeron no tortuoso camiño de Canido Sostible a un diamante en bruto que dará que falar nos próximos tempos. Non falo de Ronaldo nin de Messi, aínda que tamén procede do mundo do fútbol, onde traballou durante moitos anos sacando rapaces da rúa para cambiar pedras e malos rollos por deporte.
Falo dunha persoa das que escasean, das que non están fáciles de atopar e que un non pode deixar pasar unha vez que a coñeces.
Na súa memoria garda un arquivo propio dun disco duro de varios gigas, e a súa referencia xeográfica se atopa no entorno do noso amigo José María.
Quichís ou Chisqui son algúns dos seus alcumes. É maís coñecido en Ferrol e comarca que Carracuca. Vaias por onde vaias escoitarás un "ta logo Quichís", sendo un dos poucos mortais que teñen unha taza personalizada …